¿Fobia o aversión?

•junio 28, 2014 • 1 comentario

aversionUn tema que nunca me cerró fue el de llamar “fobia” a nuestra reacción ante los botones. No responde a las definiciones más comunes de fobia donde la refieren como miedo intenso o desproporcionado. Lo nuestro no es miedo, es rechazo, asco, repulsión.

Resulta que ayer, leyendo el artículo que cito debajo sobre fobias específicas, encontré una distinción entre fobia y aversión que tal vez eche algo de luz sobre el tema. Incluso menciona entre las aversiones a la aversión a los botones nacarados.

 

Una aversión es una fuerte repulsión a tocar, probar o escuchar cosas ante las cuales la mayoría de la gente es indiferente o encuentra incluso agradables. Las aversiones se parecen a las fobias específicas, pero se diferencian en que: a) producen malestar, no miedo o ansiedad, y b) se dan ante estímulos diferentes de los asociados a las fobias, obsesiones o rituales. Las aversiones provocan escalofríos en la espina dorsal, dentera, palidez, frío, respiración honda, erizamiento de los pelos y, a veces, náuseas (Marks, 1987/1991).
Aversiones típicas son tocar superficies vellosas (piel de melocotón, terciopelo, pelotas de tenis nuevas, ciertas alfombras), ante, lana, plumas, artículos de goma (botas de agua), botones nacarados, algodón en hilos o en copos, alambre; escuchar sonidos chirriantes (tiza sobre la pizarra, ruido de un cuchillo contra el plato, limar las uñas); oler o probar ciertos alimentos (cebollas, yogur, fruta, carne, alimentos grasos). Es raro que las aversiones interfieran gravemente en la vida, pero pueden llegan a impedir la realización de actividades muy deseadas (trabajos que impliquen el contacto con los estímulos que provocan aversión, contacto con juguetes de peluche, llevar ropa con botones) (Marks, 1987/1991).

A. Bados López, “Fobias específicas”, 2005.

Acceder al artículo completo acá

Koumpounofobia en familiares y otros significativos

•julio 28, 2011 • 8 comentarios

Aquí publico los resultados de la última encuesta realizada mediante la lista de correo electrónico y el grupo de Facebook.

El tema investigado esta vez fue la relación entre los vínculos de parentesco o con otros significativos y la fobia a los botones. El numero de participantes fue de 27 (20 mujeres y 7 hombres), algo más bajo que en encuestas anteriores.

Veamos los resultados:

Fobia a los botones en padresHay algunos datos curiosos sobre los que podemos pensar a partir de las respuestas obtenidas ante esta pregunta. Solo el 11% (3 de 27 casos) refirieron que uno de sus padres biológicos tiene fobia a los botones, en los tres casos se trató del padre, en ninguno de la madre. También es importante aclarar que 2 de estos 3 casos son mujeres.

En uno de los casos, una mujer dice que la fobia de su padre no es tan pronunciada como la suya. Los otros dos casos refieren haberse enterado muy tardíamente que sus padres padecían su misma fobia (siempre experimentando la fobia antes de enterarse).

De estas respuestas también podemos ver indicadores interesantes. El 14,8 % (4 de 27 casos) dice tener un pariente con lazo sanguíneo que padezca fobia a los botones. Cabe aclarar que ninguno de estos casos coincide con aquellos cuyo padre tiene koumpounofobia. Si sumamos ambos grupos, concluimos que un 25,9% de los encuestados tiene al menos un pariente con fobia a los botones.

Los parentescos mencionados fueron: un hijo de una prima hermana, dos tías y un primo.

Esta respuesta da cuenta de que la prevalencia de la fobia a los botones no es tan baja, ya que 3 de los encuestados conocieron a personas con su misma fobia. En los tres casos se trató de amigas (mujeres).

¿Que pensás a partir de conocer estos resultados?  Por favor, dejanos tu comentario.

Ideas de Contaminación en Fobia a los Botones

•julio 5, 2011 • 16 comentarios

Hemos realizado una encuesta para indagar sobre la relación entre las ideas obsesivas de contaminación y la fobia  a los botones. La encuesta fue respondida por 35 personas con fobia a los botones, 24 mujeres y 11 hombres. La pregunta vinculaba la conducta de lavarse las manos con el haber tocado un botón en forma accidental o intencionada.

Hago todo lo posible por lavarme las manos 11
/ 31%
Siempre que sea accesible trato de lavarme las manos 4
11%
Tengo tendencia a lavarme las manos aunque no siempre
lo hago
5
/ 14%
Tengo alguna sensación de contaminación o suciedad pero
no hago nada al respecto
10
/ 29%
No tengo ninguna sensación de contaminación o suciedad 2
/ 6%
Otros 3
/ 9%

Si bien en el gráfico se puede apreciar que el grado en que se presenta la sensación de contaminación en los diferentes individuos con fobia a los botones es  variado, preferimos plantear tres niveles (Alto, Medio y Bajo). El nivel Alto corresponde a la primer respuesta, el Medio a la segunda y tercera, el Bajo a la cuarta y las dos últimas respuesta corresponden a los individuos que no tienen sensación de contaminación o a otras respuestas.

Como se puede ver, la mayor parte de los individuos con fobia a los botones tiene ideas de contaminación, aunque con diferente intensidad.  La cantidad personas con nivel alto, medio y bajo de sensación de contaminación es similar. Si sumamos estas tres categorías, concluimos que el 85,7% de los casos de personas con Koumpounofobia tiene ideas obsesivas de contaminación en alguna medida.

Es posible hipotetizar que el porcentaje representado por los valores Nulo y Otros (14,28%) podría corresponder a individuos que tuvieron este síntoma en el pasado o que lo tienen en un nivel tan bajo que no les es posible reconocerlo.

¿Y con los botones de los Jeans?

•junio 7, 2011 • 11 comentarios

Uno de los puntos que nos llama la atención, tanto a los que sufrimos de fobia a los botones como a los que se interesan por el tema, es qué nos pasa con los botones metálicos de los jeans o (pantalones vaqueros). Si bien, a partir de los muchos comentarios, parecía que en general no producen rechazo, era interesante medirlo mediante una encuesta.

La encuesta fue respondida por 36 colaboradores con koumpounofobia. Los resultados fueron los siguientes:

Si bien los resultados confirman que a la mayor parte de las personas con fobia a los botones no les molestan los botones metálicos de los Jeans (75%),  existe un porcentaje significativo al que si le resultan repulsivos o, al menos, no pueden afirmar lo contrario.

También fue interesante medir la prevalencia de la koumpounofobia según el sexo. Encontramos lo siguiente:


Coincidentemente con alguna encuesta anterior, la proporción de fóbicos a los botones es de 3 mujeres por cada 1 hombre.

Quienes quieran participar en encuestas e investigaciones de este tipo, pueden dejar sus datos:

FORMULARIO

Cuanta más colaboración tengamos, más representativa será la información.

¿Te animás a verlo?

•octubre 7, 2010 • 5 comentarios

Les dejo un video musical, muy inocente para cualquier ser humano normal de este planeta, menos para nosotros, jjaja. Lo dejo para quien tenga ganas de enfrentarse unos minutos a la fobia.

AM Syndicate – To the Peasants of the Emperor from Eric Power

koumpounoinvestigation

•julio 8, 2010 • 9 comentarios

Este es un llamado a todos los koumpounofóbicos. Quisiera comenzar a investigar nuestra fobia necesito voluntarios para poder enviarles cuestionarios por email. La idea es tratar de verificar cuales son los patrones más comunes de la fobia  a los botones y correlacionar datos de diferentes protocolos de investigación sobre diferentes temas psi.

Los que gusten pueden dejar sus datos para ser contactados:

FORMULARIO

El arte explora la Fobia a los Botones

•julio 8, 2010 • 7 comentarios

La artista británica Penny Leaver Green, tomo el desafío de bucear en el críptico mundo de la fobia a los botones desde una muestra de arte. El link no es recomendable para koumpounifóbicos muy sensibles.

“Button Phobia” by Penny Leaver Green